28.2.14

Alcoholismo: trastornos inducidos por el alcohol

imagen cursos drogodependencias y alcoholismo
Según establece el Manual de Diagnóstico DSM-IV estos trastornos son:

-    Intoxicación por alcohol.
-    Abstinencia de alcohol.
-    Delirium por intoxicación de alcohol.
-    Demencia persistente inducida por alcohol.
-    Trastorno amnésico persistente inducido por alcohol.
-    Trastorno psicótico inducido por alcohol: con ideas delirantes, con alucinaciones.
-    Trastorno del estado de ánimo.
-    Trastorno de ansiedad inducido por alcohol.
-    Trastorno del sueño inducido por alcohol.
-    Trastorno relacionado con alcohol no especificado inducido por alcohol.




Nos centraremos en los más significativos:


- INTOXICACIÓN POR ALCOHOL:


Siguiendo a Brunt (1982) detallaremos las características de cada fase de la intoxicación alcohólica:

- Primera fase. Con dosis inferiores a 0.5 grs. de alcohol por litro de sangre, puede aparecer un cierto estado de bienestar y calor en el rostro, inducido por la vasodilatación periférica que ocasiona el alcohol.

- Segunda fase. Con cantidades de entre 0.5 a 0.8 grs. de alcohol por litro de sangre, coincidiendo con el comienzo de la intoxicación alcohólica aguda en un individuo adulto de unos 70-75 Kgs. de peso, el sujeto puede experimentar euforia, fases de locuacidad y de depresión, comenzando a perder los reflejos más sencillos. La exactitud de algunos movimientos automáticos como andar, mecanografiar, etc. disminuyen. A partir de los 0.5 grs./l. el estado de ánimo comienza también a exaltarse y la persona se siente fuerte y segura de sí misma, sus reflejos le parecen más activos que nunca, pero en realidad, el tiempo de reacción se alarga y disminuye la coordinación mano-ojo.

- Tercera fase. Coincide con la segunda fase de intoxicación aguda (0.8-1.5 grs./l.) los reflejos se alteran todavía más, los movimientos se hacen aún más lentos, la locuacidad se torna en incoherencia verbal, y la persona comienza a discutir, pelear o tomar iniciativas impulsivas sin ningún control.

- Cuarta fase. Si la embriaguez progresa, el individuo entrará en una nueva fase de intoxicación (1.5-4 grs./l.), y como consecuencia, se produce una pérdida del equilibrio, se instaura una doble visión, y sigue alterándose la conducta hasta transformarse en comportamiento de tipo psicótico-incoherente.

-  Existiría todavía una quinta fase caracterizada por una concentración alcohólica superior a 4 grs. de alcohol por litro sangre. Aquí, el sujeto entra en un estado de sueño profundo de tipo comatoso pudiendo llegar incluso al fallecimiento por depresión bulbar del Sistema Nervioso.

Como consecuencia de la intoxicación por alcohol destacamos, fundamentalmente, la gran cantidad de accidentes de tráfico que nuestra sociedad padece, como consecuencia de conductores/as que superan la tasa establecida de alcoholemia.

Los criterios que se utilizan para su diagnóstico son:

A. Ingestión reciente de alcohol.
B. Cambios psicológicos comporta mentales desadaptativos clínicamente significativos (sexualidad inapropiada, comportamiento agresivo, labilidad emocional, deterioro de la capacidad de juicio y deterioro de la actividad laboral o social) que se presentan durante la intoxicación o pocos minutos después de la ingesta de alcohol.
C. Uno o más de los siguientes síntomas que aparecen durante o poco tiempo después del consumo de alcohol:
1. Lenguaje farfullante.
2. Incoordinación.
3. Marcha inestable.
4. Nistagmo (Oscilación espasmódica del globo ocular alrededor de su eje horizontal o de su eje vertical, producida por determinados movimientos de la cabeza o del cuerpo).
5. Deterioro de la atención o de la memoria.
6. Estupor o coma.
D. Los síntomas no se deben a enfermedad médica ni se explican mejor por la presencia de otro trastorno mental

Utilizaremos esta clasificación en síntomas físicos y psicológicos para explicarlos:

- SÍNTOMAS FÍSICOS:  La intoxicación etílica aguda se puede presentar de tres formas:

- No complicada: aliento alcohólico, incoordinación psicomotriz y de marcha, imprecisión de gestos, vértigo, vómitos (origen central, gastritis y piloroespasmo), logrea, inyección conjuntival, euforia, locuacidad, exaltación de la imaginación, embotamiento, desinhibición, trastornos de la atención que van desde la somnolencia a la torpeza. Trastornos de la visión (diplopía, alteración de la agudeza, disminución de la acomodación) taquicardia, taquipnea, trastornos vasomotores de la cara y de las extremidades.
- Intoxicación aguda con agitación psicomotriz alternando con fases de tristeza y agresividad, logorrea, familiaridad excesiva. Afectación de las funciones cognitivas (vigilia, percepción, memoria)
- Coma alcohólico. Suele ser profundo sin signos de localidad. Hipotermia, midriasis bilateral poco reactiva, hipotonía, abolición de los reflejos osteotendinosos, bradicardia, hipotensión y depresión respiratoria. La duración dependerá entre otros de la cantidad alcohólica consumida, la graduación de la bebida, tiempo invertido en la ingesta, etc. La evolución es habitualmente benigna y breve, acompañándose de amnesia lacunar más o menos extensa en relación con la duración y profundidad del coma. La gravedad va ligada a la profundidad del coma y a las consecuencias del mismo, sobre todo las respiratorias, esta es la causa más frecuente de las muertes.

- SÍNTOMAS COMPORTAMENTALES
. Los cambios de personalidad asociados a la ingesta abusiva de alcohol pueden provocar agresividad, euforia, depresión, labilidad emocional. La capacidad de juicio se puede ver alterada de igual forma provocando dificultades en el desempeño del trabajo, relaciones sociales, familiares,...

Bastaría con visitar una web de «humor» para encontrar en alguna de ellas los efectos sobre los comportamientos que nuestros jóvenes, y no tan jóvenes, se reenvían para bromear sobre estos síntomas comportamentales.

- Primera Fase («coger el puntito»): Euforia, risa fácil exaltación de la amistad, sensación de seguridad,..
- Segunda Fase («coger un pedo»): Habla pastosa, visión doble, somnolencia, caminar torpe... .
- Tercera Fase o Coma Etílico: Pérdida de conciencia, reflejos y en algunas ocasiones coma.

    Se considera «coma etílico» todo aquel estado de disminución del nivel de conciencia de intensidad variable debido a una afectación metabólica u orgánica del sistema nervioso central producida por la ingesta excesiva e incontrolada de alcohol.


 - SINDROME DE ABSTINENCIA ALCOHÓLICA (SAA)

Vulgarmente conocido como «mono», presenta características diferentes para cada sustancia.

imagen curso prevencion alcoholismoMuchas personas dependientes del alcohol  temen el momento de dejar de consumir por lo desagradable de sus síntomas, por la gravedad de algunos de ellos. Así, en algunas ocasiones ante las primeras manifestaciones del mismo, la persona vuelve a consumir alcohol para mitigarlos.

Aunque no es de dominio público, la resolución mortal en algunas circunstancias de este Síndrome de Abstinencia es real.

Veamos los síntomas característicos del síndrome de abstinencia al alcohol, desde el punto de vista médico:

1. Leve:
Latencia de aparición: 6-48 después de suspendida la ingestión.
Duración: 1 a 4 días.

Sintomatología:
- Irritabilidad.
- Ansiedad (hiperalerta a estímulos, asustadizo).
- Inquietud motora.
- Temblor fino distal
- Debilidad muscular.
- Dificultad de concentración.
- Distrabilidad.
- Sudoración (cara, manos y pies).
- Hipertensión sistólica.
- Taquicardia.
- Insomnio.
- Pesadillas.
- Anorexia.
- Facies congestivas.
- Inyección conjuntival.

2. Moderado:
Latencia de aparición: 24 a 72 horas.
Duración: 3 a 7 días.

Sintomatología:
- Aumento de intensidad de síntomas y signos anteriores.
- Temblor amplio e irregular mayor cuando se intenta actividad o en situaciones de stress.
- Sudoración profusa.
- Taquicardia.
- Agitación psicomotora
- Marcada reacción a estímulos ambientales.
- Angustia.
- Insomnio.

Se agrega:
- Naúseas, vómitos, diarreas.

3. Grave:
Latencia de aparición: 24- 96 horas.
Duración: 7 a 10 días.

Sintomatología:
- Además de lo anterior se agrega: Delirio

4. Convulsiones:
Latencia de aparición: 6 - 72 horas.
Duración: 1 crisis, habitualmente.

Para efectuar un diagnostico acertado, el DSM-IV nos ofrece los siguientes criterios:

A. Interrupción (o disminución) del consumo de alcohol después de su consumo prolongado y en grandes cantidades.
B. Dos o más de los siguientes síntomas desarrollados horas o días después de cumplirse el Criterio A:
1. Hiperactividad autonómica (p. ej., sudoración o más de 100 pulsaciones).
2. Temblor distal de las manos.
3. Insomnio.
4. Náuseas o vómitos
5. Alucinaciones visuales, táctiles o auditivas transitorias, o ilusiones
6. Agitación psicomotora
7. Ansiedad
8. Crisis comiciales de gran mal (crisis epilépticas)
C. Los síntomas del Criterio B provocan un malestar clínicamente significativo o un deterioro de la actividad social laboral, o de otras áreas importantes de la actividad del sujeto.
D. Los síntomas no se deben a enfermedad médica ni se explican mejor por la presencia de otro trastorno mental.

- DELIRIUM POR INTOXICACIÓN ALCOHOL:


Los criterios que nos ofrece el DSM-IV para contextualizar este trastorno  son:

A. Alteración de la conciencia (p. ej., disminución de la capacidad de prestar atención al entorno) con reducción de la capacidad para centrar, mantener o dirigir la atención.
B. Cambio en las funciones cognoscitivas (como deterioro de la memoria, desorientación, alteración del lenguaje) o presencia de una alteración perceptiva que no se explica por una demencia previa o en desarrollo.
C. La alteración se presenta en un corto período de tiempo (habitualmente en horas o días) y tiende a fluctuar a lo largo del día.
D. Demostración, a través de la historia, de la exploración física y de las pruebas de laboratorio, de 1 ó 2.
1. Los síntomas de los Criterios A y B se presentan durante la intoxicación por la sustancia.
2. El consumo de medicamentos se estima relacionado etimológicamente con la alteración.

Tendríamos que incluir en este punto las Delirium por abstinencia de alcohol o Delirum tremens pero hemos preferido desarrollarla en un apartado independiente por su importancia.


- DEMENCIA  PERSISTENTE  INDUCIDA  POR  ALCOHOL:

Demencia es la pérdida progresiva de las funciones cognitivas, debido a daños o desórdenes cerebrales.

Puede afectar particularmente las áreas de la memoria, la atención, y la resolución de problemas, aunque en los estadios ulteriores puede notarse pérdida de orientación espacio-temporal o de identidad. La demencia puede ser reversible o irreversible según el origen etiológico del desorden.

Las personas afectadas pueden mostrar también rasgos psicóticos, depresivos y delirios. Los primeros síntomas consisten en cambios de personalidad o de conducta, y a menudo la demencia se hace evidente durante cuadros de delirio.

La demencia puede afectar el lenguaje, la comprensión, habilidades motoras, memoria de corto plazo, la capacidad de identificar elementos de uso cotidiano, el tiempo de reacción, rasgos de la personalidad y funciones ejecutivas.

Lo primero  que debemos conocer, es que este tipo de demencia no debe confundirse con ninguna otra cuya etiología se diferente al abuso de alcohol. Las alteraciones principales que aparecen son:

- El deterioro de la memoria se manifiesta por un déficit de la capacidad para aprender información nueva, o incapacidad para recordar información aprendida previamente.
- Deterioro significativo de la actividad laboral o social y representa una merma importante del nivel previo de actividad.
- El detioro de la memoria no aparece exclusivamente en el transcurso de un delirium o de una demencia, y se mantiene más allá de la duración habitual de la intoxicación o abstinencia de sustancias.


- TRASTORNO AMNÉSICO PERSISTENTE INDUCIDO POR ALCOHOL:

Las manifestaciones de este trastorno afectan a los procesos mentales implicados en la Memoria:

- Déficit de la capacidad para aprender información nueva, o incapacidad para recordar información aprendida previamente.
- Deterioro significativo de la actividad laboral o social y representa una merma importante del nivel previo de actividad.
- Los problemas de memoria no aparece exclusivamente en el transcurso de un delirium o de una demencia, y se mantiene más allá de la duración habitual de la intoxicación o abstinencia de sustancias.

Insistimos en que debe estar demostrada la relación de estas alteraciones con el consumo abusivo de alcohol.
 


- TRASTORNO PSICÓTICO INDUCIDO POR ALCOHOL: CON IDEAS DELIRANTES O CON ALUCINACIONES:

Este trastorno  es de gran complejidad dado que aparecen alucinaciones que el sujeto identificara como reales y ante las que reaccionara, muchas veces poniendo en peligro su vida y la que los que le rodean.

Tradicionalmente se han considerado a las ideas delirantes como «creencias falsas». Sin embargo las ideas delirantes no son necesariamente falsas  También se ha mantenido que las ideas delirantes se mantienen con una convicción inquebrantable y total (o casi total) podríamos considerar a las ideas delirantes como creencias extremadamente difíciles de cambiar.


- TRASTORNO DEL ESTADO DE ANIMO INDUCIDO POR ALCOHOL:


Los síntomas aparecen durante o en el mes siguiente a una intoxicación o abstinencia. Predomina una notable y persistente alteración del estado de ánimo caracterizada por uno (o ambos) de los siguientes estados: Estado de ánimo depresivo o notable disminución de intereses o del placer en todas o casi todas las actividades y/o  estado de ánimo elevado, expansivo o irritable.

Los síntomas provocan malestar clínico significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.


- TRASTORNO DE ANSIEDAD INDUCIDO POR ALCOHOL:

Crisis de angustia (aparición de aislada y temporal de miedo o malestar de carácter intenso), las obsesiones, compulsiones aparecen en el sujeto durante la intoxicación por alcohol, en periodos de abstinencia (durante el primer mes)  incluidos los estados de ansiedad, caracterizados por:

- Nerviosismo.
- Inquietud o impaciencia.
- Fatigabilidad (cansancio) fácil.
- Dificultad para concentrarse o poner la mente en blanco.
- Irritabilidad.
- Tensión muscular, temblor, cefalea (dolor de cabeza), movimiento de las piernas e incapacidad para relajarse.
- Alteraciones del sueño: dificultad para conciliar o mantener el sueño o sensación al despertarse de sueño no reparador.
- Sudoración, palpitaciones o taquicardia, problemas gastrointestinales, sequedad de boca, mareos, hiperventilación (aumento del número de respiraciones por minuto).






imagen Curso Mediador Social en prevencion del Alcoholismo – Guia Didactica





 Tambien para Latinoamerica




imagen animacion servicios educativos y tiempo libre
ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE
Formacion a Distancia y Permanente de Educadores/as

formacionadistancia@yahoo.es

http://animacion.synthasite.com

Apartado 3049 -36205 VIGO - España
Tfno/Fax.: 986-25 38 66 / Movil: 677-52 37 07 / 615-38 30 03



Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en YouTube Siguenos en Tumblr Siguenos en Pinterest Siguenos en Linkedin Siguenos en Blogger
Instagram




Quizás también le interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...