19.5.16

Educador Familiar: trastornos de la niñez y adolescencia

TRASTORNOS DEL COMPORTAMIENTO ALIMENTARIO: 

Aquellas alteraciones en las que la conducta alimentaria está alterada como consecuencia de los intentos por controlar su peso y su cuerpo. En el análisis del origen de los trastornos alimentarios confluyen factores sociales, fisiológicos y psicológicos.

- Anorexia nerviosa: La persona, lejos de carecer de apetito, se comporta como un «organismo hambriento»; no come, pero no deja de pensar en cuáles son los alimentos idóneos que debe ingerir para no engordar; y sigue con un deseo irrefrenable de seguir adelgazando, incluso aunque haya perdido gran porcentaje de peso.

Las principales características son: distorsión en la percepción de la imagen corporal, sin que la persona reconozca el progreso de su delgadez; percepción distorsionada de los estímulos propioceptivos; y sentimiento general de ineficacia personal. Pero quizá la que más define la anorexia nerviosa es el rechazo a mantener el peso por encima del valor mínimo normal para la edad y talla; el deseo de perder peso y el terror ante la gordura se convierten en el centro de sus preocupaciones y perturba gravemente el resto de las facetas de la vida de esa persona.

Esta alteración suele provocar graves consecuencias físicas. Y muchas veces está reforzada por determinados valores sociales e incluso por la propia familia que puede minimizar la gravedad del problema hasta que ya es demasiado tarde o la enfermedad está muy avanzada.

Esta enfermedad suele ir asociada a otros síntomas: estado de ánimo ansioso-irritable; disforia; síntomas depresivos; síntomas obsesivos e incluso trastorno obsesivo-compulsivo; trastornos de personalidad histriónico, antisocial o límite.

Existen dos tipos de anorexia nerviosa:

- Anorexia nerviosa tipo restrictivo: Durante el episodio de anorexia, la persona no se empeña en atracones o conductas purgantes (vómitos autoinducidos, mal uso de laxantes o diuréticos).

- Anorexia nerviosa tipo bulímico: Durante el episodio de anorexia, la persona se empeña habitualmente en conductas purgantes.

- Bulimia: El término de bulimia significa «hambre desmesurada» y es lo que define a las personas que padecen esta enfermedad, que se caracteriza por: una necesidad imperiosa, irrefrenable, de ingerir grandes cantidades de comida, generalmente de elevado contenido calórico. Como consecuencia de estos actos, la persona tiene sentimientos de repulsa y de culpa, por lo que para mitigarlos autoinduce el vómito.

Las características esenciales de esta enfermedad son: pérdida subjetiva del control sobre la ingesta y los episodios bulímicos asociados, las conductas destinadas al control del peso corporal, y una preocupación extrema por la figura y el peso corporales.

Junto a la bulimia es frecuente la presencia de otros síntomas como: ansiedad, depresión, irritabilidad, ideación suicida, conductas adictivas y control de impulsos.

Al igual que ocurría con la anorexia nerviosa, también se dan dos tipos de bulimia, aquellas que realizan conductas purgantes y las que no la realizan tras la ingesta de comida. Los resultados de los estudios indican, que existe mayor distorsión de la imagen corporal, mayor deseo de estar delgadas/os, más patrones alimentarios anómalos y psicopatologías, entre las que se purgan, en comparación con las que no lo hacen.

- Obesidad: La obesidad, se define como una excesiva acumulación de tejido adiposo en el conjunto corporal. Un contenido graso mayor del 35% en mujeres y del 30% en hombres.

Podemos hablar de varios tipos de obesidad:

* Obesidad secundaria: Tiene su origen en trastornos endocrinos, hipotalámicos, genéticos o yatrogénicos y representa menos del 1% de las causas de obesidad.
* Obesidad simple: Es el tipo de trastorno más frecuente (99% de los casos) y se debe a un aumento de la cantidad de calorías ingeridas superior a las necesidades metabólicas para cada edad y talla. En este grupo podemos diferenciar dos tipos:

- Obesidad simple hiperplásica: Se caracteriza por darse mayor número y tamaño de adipocitos y tener su comienzo en la infancia, así como peor pronóstico.
- Obesidad simple hipertrófica: Se da un aumento del tamaño del adipocito y tiene su comienzo en la edad adulta.

Algunas de las sintomatologías asociadas a la obesidad son: reacciones distímicas, ansiedad, baja autoestima, pobre concepto de sí mismos/as, falta de asertividad, distorsión de la imagen corporal.
 

 


imagen cursos menores en riesgo


iamgen cursos educador hospitalario

imagen cursos inteligencia emocional

imagen cursos marginacion social

imagen cursos violencia escolar

imagen cursos monitores de juegos

imagen cursos discapacidad intelectual 

imagen cursos animacion fisica tercera edad

imagen cursos intervencion con desfavorecidos

imagen cursos drogodependencias y alcoholismo

imagen cursos educador en medio abierto

imagen cursos educadores familiares

imagen cursos ludotecas

imagen cursos educadores de calle

imagen cursos educacion familiar

imagen cursos experto en ludotecas

imagen cursos violencia juvenil

imagen cursos familias en riesgo de exclusion social

iamgen cursos violencia de genero

imagen cursos prevencion de drogodependencias

imagen cursos sexualidad para educadores

imagen cursos monitores de ludotecas

cursos animadores de personas mayores

cursos alcoholismo

cursos psicologia para educadores

imagen cursos orientador laboral

cursos mediacion intercultural


imagen cursos integradores, animadores, trabajadores sociales

imagen cursos a distancia para educadores
Siguenos en: Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en YouTube Siguenos en Tumblr Siguenos en Pinterest Siguenos en Linkedin Siguenos en Blogger

Quizás también le interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...