El paro es anticonstitucional y antidemocratico


            Nos estamos olvidando fácilmente de que un país con parados es un país donde surgen múltiples problemáticas relacionadas con la falta de trabajo: depresiones, violencia, consumo y trapicheo de drogas, delincuencia, falta de motivación...

            Las víctimas del paro no sólo son los jóvenes o personas adultas con excasa preparación profesional, sino que afecta a los hijos, a la pareja, a las madres y a la sociedad en su conjunto.

            Cuando a alguien, desde el púlpito de la política, se le llena la boca hablando de solidaridad o de justicia, de economía o de bienestar social, no podemos sino esbozar una malévola sonrisa mientras nos acordamos de lo fácil que resulta para algunos fanfarronear sobre algo tan serio como es el pan de cada día de millones de personas y la supervivencia de muchas familias.

             No nos dejemos engañar: mientras la economía mejora la justicia empeora... cuando no ambas a la vez. Y si alguien alguna vez pensó que el INEM era para crear puestos de trabajo que se vaya desengañando. El INEM no proporciona demasiado empleo, pero sí tiene unos magníficos ordenadores para controlar el "fraude" de algunos parados que se buscan la vida realizando alguna chapuza.

            Nuestros gobernantes ya pueden dormir tranquilos mientras el país se columpia de corrupción en corrupción y los empresarios dan empleo temporal al tiempo que despiden temporalmente.

            Por si fuera poca la desgracia de encontrarse parado todavía tienen la desfazachez de pregonar las cifras de colocaciones en uno u otro mes. ¡Da vergüenza ajena! ¿Cómo se puede alardear de 20 ó 30 mil colocaciones en todo el país en un mes? Si las cuentas están bien, necesitaríamos a este ritmo  más de diez años de espera. ¡Mi gozo en un pozo! Y así nos venden su "producto" desde la televisión pública y de las que no son públicas (pero sí de los que gobiernan). Una vez más asistimos a la farsa del "pan y circo" de anteriores épocas menos gloriosas. Como si los ciudadanos entendiéramos de comer y de bienestar menos que los economistas.
 
            Tendremos que apretarnos el cinturón, aunque sea con cuerda de esparto (como los campesinos de antaño), mientras otros se comen el trozo de pastel que nos corresponde por derecho.

            Y es que a pesar de la Constitución y de sus buenas intenciones todavía falta mucha gente por cubrir sus necesidades más elementales: alimentación, vivienda, trabajo, sanidad, cultura, educación y dignidad.



.......................
ANTI-COPYRIGHT:
Esta sección de la web (Escritos desde el rincón) puede y debe ser reproducida, almacenada o transmitida de cualquier forma o por cualquier medio, ya sea eléctrico, químico, mecánico, óptico, sólido, liquido o gaseoso; de grabación, fotocopia, microfilmación, pirograbado, repujado, miga de pan, serigrafiado, manuscrito, por Facebook, Twitter, Tuenti, Wassup o como mejor se te ocurra....sin permiso previo ni posterior del editor. En definitiva: se aconseja el plagio.


Quizás también le interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...